ÚLTIMO ADIÓS A IGNACIO: «ES UN GOLPE MUY DURO»

El cortejo fúnebre pasó por las instalaciones del Club Atlético Unión, en donde sus compañeros, jugadores y dirigentes se congregaron con globos blancos para despedir al niño con un cerrado aplauso.

Las autoridades del IPEI, institución a la que concurría manifestaron que toda la comunidad educativa se encuentra en estado de shock luego de lo ocurrido con Ignacio Valentín.

La caravana fue acompañada con una gran cantidad de autos que acompañó el cortejo hasta el cementerio local.

Los hechos

Pese a los incipientes reclamos de los vecinos para que se implementen medidas y que todo no decante en la responsabilidad social de los conductores y transeúntes, los accidentes continúan produciéndose en la Ruta Provincial N° 1. Hace diez días, un niño junto a su madre fueron atropellados al tratar de cruzar desde el cantero central hacia la colectora. Ayer, el menor de siete años perdió su vida.

La dolorosa despedida

Desde barrio El Pozo los vecinos salieron en caravana para acompañar a la familia y en su escuela y club de toda la vida, lo esperaban cientos de compañeros y docentes para darle el último adiós.

«Muy difícil para nosotros porque Ignacio viene desde jardín, fue parte de todo el jardín, ahora había ingresado a la primaria. Es una familia que se la quiere mucho porque el padre y el abuelo trabajan en la institución, muy hinchas del club, lo mismo que Ignacio», relató Julián Alpestre, el director del Ipei.

«Nosotros lo esperábamos para comenzar las clases en forma presencial y pasó esto, justo antes de empezar las clases y para la maestra fue muy duro, para los docentes, para todo el equipo directivo, para todos los demás docentes de la escuela que lo conocían tanto a él como a los papás. Al papá los saludamos todos los días, los veíamos acá en el club, al abuelo también, siempre nos recibían bien, así que un golpe durísimo para toda la institución y para el club también porque ellos eran parte del club también no sólo de la escuela», acotó el directivo.

«Es una convocatoria que salió de todos. Se propuso tanto de los padres como de la escuela el venir a hacerle la última despedida a Ignacio y bueno, algo que salió del corazón de los demás. Nosotros pedimos que Dios traiga consuelo a la familia -a los padres especialmente-, y que también tengan ese consuelo de parte de la justicia, que puedan encontrar a esta persona que los atropelló, que la gente pueda aportar los datos necesarios», enfatizó Aspestre, quien se puso a disposición de la familia junto a la comunidad educativa «para todo lo que necesiten».

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *