Las acciones hablan por sí mismas

Las acciones hablan por sí mismas

Por más esfuerzo que un dirigente haga para llegar con un mensaje positivo, de su imagen al pueblo, no podrá borrar jamás la incoherencia de sus acciones. Porque la coherencia se expresa entre lo dicho y lo hecho, es lo que le da contundencia a cualquier mensaje y lo hace creíble.

El hombre que camina en integridad sabe que lo que dice, hace y piensa es una sola cosa; no necesita de discursos o expresiones grandilocuentes para que su mensaje sea creíble.

Decir una cosa y hacer otra delata incoherencia que a la larga resulta inocultable. Solo el peso de nuestra decisión por hacer corresponder nuestra acción con lo que decimos, nos hace coherentes.

Sin duda, la fuerza de lo que hacemos está anclada en lo que decimos. Lo que decimos anclado en lo que pensamos y lo que pensamos en lo que creemos.

El hombre que camina en integridad sabe que lo que dice, hace y piensa es una sola cosa; no necesita de discursos o expresiones grandilocuentes para que su mensaje sea creíble.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *