ABUSO SEXUAL CONTRA MENORES EN RINCÓN: MAS DE 50 TESTIGOS PODRIÁN DECLARAR CONTRA WALTER SALES RUBIO, SHEILA ARTERIZA, SOLANGE ARTERIZA Y ALICIA REINA 

El juicio por abuso sexual contra entrenadores de triatlón de San José del Rincón comenzará el próximo 13 de mayo, según lo fijó la Oficina de Gestión Judicial. El proceso judicial tiene a cuatro personas en el banquillo de los acusados, incluyendo a Walter Sales Rubio, Sheila Arteriza, Solange Arteriza y Alicia Reina.

Durante el juicio, se espera la declaración de más de 50 testigos, entre ellos las víctimas de los abusos y sus padres. Además, se presentarán informes, fotos, planimetrías y las declaraciones de los imputados durante el proceso. Se estima que la sentencia podría ser anunciada el 6 de junio.

LOS ACUSADOS Y LAS PENAS SOLICITADAS

Walter Sales Rubio fue acusado de 15 hechos de abuso sexual perpetrados contra menores de entre 10 y 18 años, durante su tiempo como entrenador de triatlón en San José del Rincón. La fiscalía solicita una pena de 50 años de prisión.

Sheila Arteriza enfrenta acusaciones por 12 hechos de abuso sexual, con una posible condena de 30 años de prisión. Solange Arteriza fue acusada de cinco hechos de abuso sexual y podría recibir una condena de 20 años de prisión. Alicia Reina se enfrenta a cargos por haber abusado sexualmente de un menor durante casi siete años y podría ser condenada a 16 años de prisión.

DETALLES DEL CASO

El caso comenzó a investigarse en 2021 a raíz de una serie de denuncias impulsadas por exalumnos de las clases de triatlón en San José del Rincón. Según la investigación, los entrenadores habrían aprovechado su posición para abusar de los menores durante las prácticas y viajes a competencias. Los abusos se habrían perpetrado entre 2009 y 2021.

Durante el juicio, se presentará evidencia contra los imputados, quienes enfrentan cargos graves y pedidos de condenas altas por parte de la fiscalía. Mientras tres de los acusados llegan detenidos con prisión preventiva, Solange Arteriza enfrenta medidas alternativas al encierro.

Este juicio marca un paso importante en el proceso de búsqueda de justicia para las víctimas y sus familias, quienes han enfrentado una situación difícil tras los abusos sufridos en el entorno deportivo. La comunidad sigue de cerca este caso, esperando una sentencia justa y ejemplar que proteja a los menores de futuros abusos.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *