CON LA LLEGADA DE LA SPUTNIK V, SE VACUNARÍA AL 70 % DE LA COMUNIDAD HOSPITALARIA DEL CULLEN

Así lo informó esta mañana el subdirector del nosocomio santafesino, Hernán Malatini, quien además aseguró que la Sputnik no provocó reacciones secundarias mayores y auguró que abre “una luz de esperanza respecto a la pandemia”.

El subdirector del hospital José María Cullen, Hernán Malatini, brindó detalle sobre la llegada de las vacunas del segundo componente para continuar con el plan de vacunación del personal de salud, que una vez colocado alcanzará a casi el 70 % de la comunidad hospitalaria.

“Recibimos a la mañana temprano las dosis del segundo componente de la Sputnik V. Esta vacuna tiene dos componentes, con la primera se vacunaron unas 850 personas y ahora tenemos esta segunda partida del segundo componente para completar la inmunización de esas 850 personas.

Y agregó: “Sería más del 60 % del hospital porque la población hospitalaria casi llega a los 1800 empleados, pero dentro de esos hay muchos que se están excluyendo por diversas razones a los que inicialmente no se les va a colocar la vacuna. Posteriormente se reverá, por ejemplo en el caso de los mayores de 60, alérgicos y demás”.

En otro tramo de la conferencia brindada en la sede del efector, el doctor Malatini reiteró que no se está vacunando a la población en general sino que es para personal de salud de las áreas Covid del Cullen.

“Como somos considerados un efector de salud de tercer nivel no vacunamos a la población en general en ningún momento. Las dosis que se reciben son para inmunizar a nuestra gente con la finalidad de que no se enfermen para lograr la atención de los infectados. No tengo información sobre cuándo vamos a recibir las restantes”, amplió el directivo.

Además, Malatini reconoció que inicialmente hubo una “cierta reticencia” a la Sputnik, pero que se fue diluyendo por la difusión de más información científica. “Cuando la parte médica pudo transmitir algunas referencias que teníamos sobre la vacuna, todos se empezaron a vacunar o la requirieron rápidamente. Cuando tengamos aplicadas estas dosis estaríamos más o menos en un 70 % de la población hospitalaria inmunizada”, aseguró.

“En cuanto a las reacciones que se producen por la colocación, sabemos como personal médico que todas las vacunas tienen inconvenientes. Acá lo que pudimos pesquisar fueron reacciones menores, cuadros pseudogripales, un poco de fiebre, algún malestar en las primeras horas, pero que con un antitérmico se retomaba la vida normal. Hasta ahora no hemos tenido reacciones mayores, ni mucho menos. Nos hace sentir contentos y tener una luz de esperanza respecto a la pandemia. A lo mejor si logramos vacunarnos inicialmente nosotros y luego la sociedad en general podamos volver a convivir con este virus como se ha convivido con tantas otras enfermedades en forma más normal”, concluyó Malatini.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *